De reconocido intelectual a despedido sin preaviso. La UBA “dio de baja” a Eduardo Grüner

| 10 Mayo, 2012 | Comentarios (1)

Esta semana la UBA, bajo la dirección de radicales y kirchneristas, mostró la sintonía fina en su esplendor. El lunes 7 por la mañana, el nombre de Eduardo Grüner era destacado en las listas de profesores de la universidad por la presentación de su libro La oscuridad y las luces. Capitalismo, cultura y revolución. El lunes 7 por la noche, la persona de Eduardo Grüner encontraba que no habían depositado su salario de docente de Filosofía y Letras porque la misma UBA descartaba ahora sus servicios por cumplir 65 años. Por la mañana, reconocido intelectual; por la noche, despedido sin preaviso.

Esto, que generó una automática reacción de la Asamblea de Intelectuales, Artistas y Docentes en Apoyo al FIT que, junto a la AGD, hicieron circular un petitorio que reunió más de 700 firmas en 24 hs, no es un caso aislado. Es la política de ajuste combinada con retórica de “reconocimiento moral” que el kirchnerismo profundizó en la UBA y cuya consecuencia son 30.000 docentes que trabajan gratis (pero se llaman ad honorem) y más de 700 docentes cesanteados compulsivamente.

Mal que les pese a los intelectuales K (muchos de ellos miembros de la UBA), la política de reconocimiento académico como edulcorante de la quita de derechos laborales, es un placebo ante la brutal  precarización. Eso nos coloca a los docentes de la universidad ante dos opciones, o bien denunciamos y enfrentamos los mecanismos para lograr consentimiento en la producción , o bien argumentamos para consolidarlos. La campaña de la Asamblea mostró claramente nuestra posición como docentes e intelectuales de izquierda. Queda por delante reforzar nuestra lucha contra el ajuste en la UBA y los discursos de su legitimación.

Publicado en La Verdad Obrera 474.

Category: Artículos, Cultura, Ideas y debates

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. López Guillermo Estimado profesor Eduardo Grüner, no siempre la sintonía fina de la intelectualidad administrativa universitaria, ha gozado de la sutil herramienta de la microcirugía política para labrar las mentes, generalmente usan las topadoras neuronales para desplazar los fundamentos lógicos del conocimiento ético. Un afectuoso reconocimiento a su trayectoria.

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.