El negocio del petróleo en Latinoamérica y las migajas a las colonias

| 17 mayo, 2012 | Comentarios (0)

El saqueo a las colonias continúa 

Criterio de semi colonias

AL igual que en  la época colonial, los “grandes conquistadores” cargan sus navíos de cuanta riqueza puedan y mas, oro, plata etc.  A cambio de baratijas y brillantes monedas de efímero  valor, dejando tras de sí el tendal de pueblos esclavizados.

En el siglo XXI solo cambió la tecnología de los barcos y se sumo el oro negro.

Mientras las grandes naciones del capital tratan los recursos naturales no renovables como prioridad y reserva de estado, América Latina sigue siendo un conjunto de “colonias” de extracción. Según el Financial Times (Abril 2010), el 85% de petróleo del mundo pertenece a los Estados o petroleras estatales. O como EEUU, que el 92% de petróleo y gas pertenece al a estado, según el Wall Street Journal (Abril 2010). Esto es debido a que es considerado estratégico para mantener toda su maquinaria bélica en funcionamiento.

Si bien países como Brasil y Venezuela, tienen una alta participación en el control de sus recursos, es principalmente para su extracción desmesurada y exportación. El 96,45% de las exportaciones de Venezuela a EEUU son de petróleo. Argentina y Canadá son los únicos países que tienen la figura de propiedad provincial, o sea, cada provincia maneja la explotación de sus recursos. La “provincialización del dominio” no implicó lo mismo con su renta asociada, esto explica que ocho de diez provincias con petróleo no hayan tenido superávit fiscal en el 2009. El capitalismo logró en estas semi colonias que los recursos estratégicos y no renovables, sean considerado solo bienes de simple comercio.

Para ejemplificar, en el último colapso financiero quiebra el emirato de Dubai que no posee en si ni gas ni petróleo, y no así Abu Dubai, el emirato netamente petrolero. Esta diferenciación se agravaba en este rincón del mundo colonial.

A esto hay que agregarle que las economías devaluadas no solo son favorables a los monopolios, también sirve para un manejo interno decadente. Mientras que se extrae para la exportación, precio dólar, muchas veces deben comprar a un país vecino, el mismo producto que venden, como es el caso del gas con Argentina y Bolivia, que a su vez argentina vende a Chile y cobra transporte por el envío a Uruguay. Mientras se mueven inversiones de millones de dólares para el transporte entre países, Bolivia -al igual que muchas provincias argentinas-  posee un pobre tendido de gas natural para los hogares trabajadores. (Ver cuadro 1)

Estas negociaciones internas, son permanentes entre Venezuela y Argentina, que va desde la compra de Fuel Oil para las usinas, con sobre-precio cuando existía sobrante en el mercado interno y de mejor calidad. Se invirtió en el proyecto de poner una planta de gasificado en Bahía Blanca, para importar gas de Venezuela por barco con el costo que ello implica (Ver cuadro 2). En este panorama entra el ente ENARSA, que no pose petróleo ni gas propio, irónico luego de vender YPF. ENARSA se asocia principalmente con PDVS para exploración en Venezuela. Si bien en territorio nacional se asocia con algunas empresas para exploración y producción los lazos bolivarianos pesan mucho más.

Incluso La Auditoria General de la Nación, elaboro un informe que cuestiona el funcionamiento de la Subsecretaría de Combustibles (informe publicado por El Cronista 22/03), área que depende de la Secretaría de Energía y del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Haciendo hincapié en la actividad 2005 (que no ha cambiado demasiado), donde pone de manifiesto la falta de licitación para exploración y concesión, destaca la inexistencia -dentro de la Secretaría- de soportes técnicos e información suficiente que permitan corroborar las reservas hidrocarburíferas determinadas por las empresas.

Mientras las multinacionales desbastan los recursos naturales, la extracción y exportación no son controladas por  ningún ente nacional y/o provincial, si no que son controladas en base a los balances de cada empresa. Esto explica como pozos que , según un relevamiento del año 88 tenían calculados 43 años de gas y 24 años de crudo, en el  relevamiento de fines de los 90, tenían una capacidad de extracción 7 años de gas y 6 de crudo (Investigación de M. Fernández geógrafo para La Verdad Obrera – Suplemento Regional Neuquén, mayo 2008). Y justamente el crudo no se evapora con facilidad.

En el caso del gas es aún más visible la lógica de comercio. Según el Instituto de gas y petróleo, Argentina posee una reserva de aproximadamente 400 mil millones de m³ de gas, sin contar el shale gas. De los cuales Pan American Energy, posee el control de 147,5 millones de m³, y Repsol YPF 84,0 millones de m³. Argentina consume 50.000 millones de m³ al año. De aquí es que se estipula las reservas para unos 7 años. Debido a la falta de inversión y control, no se explota por completo estas reservas, y al no existir la infraestructura de distribución suficiente, no se llega a cubrir la demanda local (recordemos que SKANKA era para la construcción de un  gasoducto). Pero si se invierte en la infraestructura de exportación e importación, comprando el gas más caro Bolivia, y vendiéndolo a Chile a un precio elevado del cual solo se benefician las multinacionales extractoras. Para que se vea los privilegios de negocios para las empresas, tenemos como ejemplo la exportación a Chile fue de 47.500 millones de m³, 2.500 menos que el consumo nacional. Esto es debido a que Chile lo paga a un precio elevado. A su vez se compra gas por medio de un buque especial que tiene un costo aún más elevado. (Ver cuadro 2 )

El aumento de inversiones en la región.

En el marco de la crisis mundial, las grandes economías buscan afianzar sus reservas, tanto en dinero como recursos como el oro y el crudo. Esto provocó el incremento de inversiones y exploraciones en la región debido a la conveniencia de las monedas devaluadas y la fragmentación económicas. Tal es así, que a Rusia, que posee una de las reservas más importantes de gas y crudo en su suelo, le es conveniente cruzar el océano para extraerlo en las Américas, mientras que conserva sus reservas intactas y sin el gasto de exploración y extracción, China está en busca de crudo negociando con Brasil y Venezuela. Muchas de las inversiones son calculadas por los propios Estados, pero salen a ofertarse al mercado mundial, sea en acciones estatales o similares, como la colocación de acciones de Repsol, o inversiones directas de capitales extranjeros.

Estas inversiones no tienen ningún impacto cualitativo para las regiones, ya que son concentradas en mejorar o ampliar la capacidad de extracción, y su transporte para la exportación. Los gasoductos nuevos son para ampliar la capacidad de exportación y no la distribución interna, así como permanece la falta de refinerías para el mercado interno.

Brasil fue la puerta de entrada para las inversiones de los BRIC. Estos países fueron los que salieron mejor de la crisis mundial, entre el 2000 y 2008 representaron el 50% del crecimiento económico mundial, y se espera que aumente al 61%, juntos representan el 40% de la población mundial y 16% del PBI mundial (Perfil 18/04/12). Todos ellos han desplegado su cartera de negocios en forma extensiva, pero centralizando a Brasil como puerta de salida. Al actual valor de las monedas de ambos países, la lógica de muchos inversionistas, es abastecer a Brasil de energía para la extracción de capitales y recursos desde allí. Luego de pasar un 2008 un tanto “conservador” en inversiones, a partir del 2009 con la agudización de la crisis mundial el flujo de capitales se incremento considerablemente. (Ver recuadro 3 inversiones).

Como ejemplo, en Argentina, se programaron 136 pozos nuevos hasta el año al 2012, de los cuales 55 correrían por cuenta de Repsol YPF, contra solo 19 pozos que había realizado en 2009. Para esta tarea Repsol creó su propia empresa de servicio, YPF servicios, ganándole terreno a las operadoras locales. A esto hay que sumarle el “incentivo” del Estado para pozos nuevos de gas, otorgándole un  mejor precio a estos. A su vez YPF tiene cuantificado un número importante de pozos, muchos que datan de la YPF estatal, que están esperando que suban su valor, al ser pozos que requieren “más trabajo” de perforación y/o extracción.

Los subsidios y el juego de retención y regalías.

Como dato, desde hace varias décadas, se lleva una regulación del precio local de crudo, el barril local cuesta la mitad que el precio internacional, con referencia al WTI si bien la exportación de crudo tiene una retención del 40%, como impuesto nacional, y 12% de regalías, impuesto provincial, entre descuentos y devoluciones queda en 38% y 9% aproximadamente según calculan algunos economistas. Pero no termina acá, la exportación para los productos terminados es solo del 5%.

Casos de ejemplo de los privilegios de las multinacionales es Neuquén, donde la provincia con números en rojo, en 2010 pide un canon extraordinario de 3% de regalías a  las empresas, pero a cambio le anticipó la renovación por diez años más de las concesiones de las cuencas.

Mientras las empresas dejan una infama parte de sus ganancia, el estado incrementó $13.000 millones los subsidios, dando un total de $65.000 millones en 2011, en el 2007 era $27.000 millones, la evidente política de privilegios K a las multinacionales salta a la vista, no les basta con asegurarle las ganancias, sino que además el estado le paga para que nos sigan saqueando.   Mientras que a la par de los subsidios mantenía los precios quietos de surtidor.

En los últimos años, en los que amigos de los K como Bulgheroni, López, Ezquenazi, ganaron terreno en la industria, los precios fueron liberándose paulatinamente, y lo beneficios, que no eran pocos, fueron en aumento. Permitieron un aumento del barril de 1,5% en boca de pozo, y a su vez permitieron el aumento en toda la cadena hasta las estaciones, y el trabajador que va a cargar paga al final de la cadena un promedio 30% de aumento. Ya sea que pague por el consumo de su auto o por el incremento en las mercaderías por el impacto en los fletes. Todo el resto es circo mediático, estos precios se fijaron con meses de anticipación. Desde el momento que se autorizo el aumento, se reguló que sería escalonado en tres meses. De esta misma forma se da con la distribución de combustibles, las cantidades son pactadas de antemano con las empresas refinadoras y estacioneros. Que dichos cupos queden por debajo de la demanda real no responde a que las empresas no cumplan, responde a que al fijar el consumo interno de ante mano las refinadoras saben cuál es su piso de producción para calcular la exportación. De todas formas al estar monopolizado por tan pocas empresas pueden regular las entregas y generar el “supuesto desabastecimiento” y regular los precios internos, como una variante más del juego. (Ver cuadro 4)

Si bien es verdad que se maneja un porcentaje de importación de combustibles, principalmente en época de cosecha, que oh casualidad es el 5% del consumo interno, que justamente es el 5% de biocombustible que se agrega ahora, esto responde más a la intención de fijar precios, que son a su vez subvencionados. Esto es producto de la falta de controles que permite que cada empresa especule con la distribución, y de no haber invertido en refinación para el mercado interno. Como ejemplo, la nafta virgen (nafta sin aditivar) es uno de los cortes de producción que se da casi por excedente, ya que la exigencias es la mayor producción de gasoil. Pero sin embargo YPF importó nafta, lo que desencadenó la discusión de precios a boca de pozo y por ende de surtidor. Mientras se daba este circo, la segunda refinadora del mercado continuaba sacando su nafta vía tierra a Bolivia y Paraguay. Seguido a esto se aprueba el aumento en boca de pozo. Otro aporte a este juego, es el de las burocracias serviles que disputan un lugar en la repartija de la torta. Un ejemplo de esto fue un paro de trabajadores jerárquicos del petróleo por un re encuadramiento gremial, que permanecían ocupando una terminal de distribución en el sur. Dicho por la misma YPF, esto solo afectaba a los productos de importación, pero desencadeno un desabastecimiento en todo el país, donde so volvió a hablar de importación de nafta. Conclusión, la nafta subió de un 3% a 6%. El ministerio de energía de Santa Cruz, había intimado por carta documento a la empresa que liberara la nafta que ellos mismos comprobaron que tenían en stock. ¿Hacen falta más datos?

Para que se tenga una magnitud de ganancias, mientras las tres principales petroleras de América Latina reportan en la región ganancias mayores a lo US$ 100 mil  millones, lo que equivale a toda la economía de Ecuador (Latin trade, agosto de 2009), Pan American Energy, gastó en la renovación de su concesión por diez años $121 millones. Sí, de pesos no de dólares.

Biocombustibles, la nueva beta de la burguesía agraria

La soja se convirtió en el diamante en bruto de la producción agraria. La incorporación del biodiesel y etanol a las naftas, convirtió al campo en refinerías modernas.

En lo que concierne a biodiesel, o FOB, se normalizo el agregado al gasoil tradicional y se espera llevar el porcentaje de 5% a más del 10%. Este “rebaje” de combustible tiene como justificativo el medio ambiente principalmente. Pero el verdadero beneficio es el de los productores, las refinerías de petróleo al “diluir” con un combustible de costo menor, y el productor agrario que diversifica su negocio.

En esta materia Argentina fue precursora en la producción, mientras las normativas de mercado llegan a América, en Europa ya estaba reglamentada, y esto convirtió a la Argentina en el primer exportador y cuarto productor mundial de biodiesel. Mientras que por la crisis europea, tenían parada la mitad de refinerías de bio, Argentina exportaba miles de toneladas al viejo continente, con una retención nominal del 20% (Ver recuadro 5). Para el 2008 ya era el 20% del mercado europeo y 5,5% del mercado mundial. Este gran negocio para los terratenientes, para los pooles y sociedades agropecuarias, así como para las empresas de biotecnología, implicó la pérdida de alrededor de 3.000 puestos de trabajo en la Europa, directo e indirectos, ya que cerraron refinerías, como Total, por la crisis.

Obviamente el control de estas exportaciones está bajo las grandes aceiteras Vicentin, Renova, Ecofuel LDC Argentina y por supuesto Molinos Rio de la Plata.

En lo que concierne al etanol, es el agregado a las naftas, corresponde a las zafras azucareras, si bien en lo inmediato están por debajo de la producción necesaria para el nuevo requerimiento, 280 Tn contra 170 Tn que se produce actualmente. Ya están trabajando en acomodarse, el Estado ya lleva invertido unos US$ 800 millones, entre inversiones directas y subsidios.

Como es habitual, nunca invierten sus exorbitantes ganancias, parte sale como inversiones extranjeras y parte ayuda el estado a sus viejos amigos.

Los trabajadores bajo la loza sindical.

Mientras pasan lo miles de millones de dólares, la trabajadores petroleros estamos fragmentados en distintos sindicatos, si bien perteneciendo a la federación nacional de gas y petróleo, y ahora biocombustibles, la tercerización es el flagelo desbastador de pueblos enteros. Desde que se privatizo YPF, este dejo a miles de trabajadores en la calle. Muchos de los ex ypfianos del sur fueron indemnizados incluso con maquinarias, lo que dio origen varias contratistas que al correr de los años fueron quebrado, al no poder competir con las multinacionales, arrojando a trabajadores a la miseria y presos, no ya de su gremio el SUPEH (ex sindicato de YPF), si no de UOCRA.

Si esto no les bastaba para las condiciones ásperas de trabajo en los pozos alejados de sus familias y climas rudos, en el 2008/9 las empresas ya especulaban con la suba de precio del barril, entonces frenaron gran parte de los trabajos para esperar la suba (a pesar de esto Chubut reportaba un 46,2% de aumento de producción de petróleo). Esta situación volvió a poner de manifiesto la convivencia y amiguismo de la burocracia y el gobierno provincial, dando origen a la firma de la infame acta 312 preventivo de crisis,  que permitió la suspensión de 2.000 trabajadores. También preveía congelar los salarios en $5100 a los suspendidos, sueldo bajo para el costo de vida del sur y no siempre pagado en tiempo y forma, además de la aberración en sí, no contemplaba a todos los terciarizados de UOCRA.

Esta acta fue renovada en más de una ocasión manteniendo un clima de  conflicto permanente que nunca se vio en los medios, con cortes de rutas y bloqueos, trabajadores denunciaban a UOCRA  que les habían ofrecido “subsidios y planes trabajar” para levantar el corte de ruta 3 y 26. Éstos se negaron pidiendo fuentes genuinas de trabajo, al día siguiente UOCRA salió diciendo que no pertenecían a su gremio porque no estaban afiliados (El Patagónico, Chubut, 11/5/2010).

El cénit de esta convivencia se dio con la firma de la paz social con el gobierno nacional, y sin olvidar que en las ultimas paritarias cerró un promedio de 25%, en las “arduas negociaciones” el secretario general  de petroleros Roberti salía por los medios diciendo que no se llegaba a un acuerdo y había dado la orden para iniciar el paro en toda la industria, en la realidad los delegados decían que no era conveniente tomar medidas para no entorpecer la negociación, manteniendo a todos en sus puestos de trabajo.

Esta burocracia es la que avala los convenios por empresa. Que avala que cientos de trabajadores tengan enfermedades aborales como cáncer y leucemia (que nunca son probados como tales) porque la contaminación que produce el trabajo con hidrocarburos se va alojando en el organismo y avanzando conforme bajan las defensas o predisposición de cada organismo. Es como poseer una pequeña bomba en el interior. Esto obviamente va acompañado de la legislación laboral que por ejemplo solo pide el examen preventivo una vez al año, y en esta industria debe realizarse cada seis mes cundo mucho.

En el caso de refinación, la tercerización, es abrumadora, alcanza el equivalente del personal efectivo, y en tareas especiales por periodos de meses, puede llegar hasta triplicar el personal efectivo.

El show de espejos de colores continúa

El mega anuncio de Repsol YPF (2010)

Argentina consume una media diaria anual de alrededor de 80/90 millones de m3 de gas natural, cubiertos con una menguante producción local de gas convencional,  las importaciones de Bolivia de hasta 5 millones de m3 y la regasificación de cargamentos de gas licuado importados en Bahía Blanca por otros 10 millones de m3 diarios. En el momento de buenas migas gobierno Repsol, anuncian el emprendimiento de YPF, que junto a la minera Vale preveía extraer apenas unos 2 millones de m3 por día. Este “gran descubrimiento” no impactaba considerablemente en la producción, que debería haber comenzado en abril del 2011, ni en las regalías, ya que estas se cobran una vez vendido el producto, y además el valor estaba calculado bajo los proyectos de refino plus y gas plus, que fueron dados de baja, a su vez el precio prometido por el gobierno era solo para la venta a las industrias. Un ejemplo de lo simbólico era que el gobierno ratificaba, al mismo tiempo, el alza de compra de gas a Bolivia.  Todo el anuncio estaba orientado a la suba de precios del gas en extracción, bajo el justificativo que los nuevos pozos son más costosos que los de gas convencional. Según los especialistas para alcanzar solo 30% de lo que prometía  Ezquenazi de remplazar importaciones, se habría llegado recién en cinco años, en caso de ser posible poner al máximo la explotación de la cuenca, situación que incluso hoy está siendo estudiada.

Estatalización capitalista o expropiación bajo control obrera.

Ya está probado que ningún gerenciamiento local o internacional  del capitalismo dará solución a la explotación descontrolada de recursos naturales y humanos. Venezuela donde gran parte de la extracción esta bajo el control nacional de PDVSA, no da solución a los problemas energéticos, mientras se exporta la materia prima de energía, la propia Venezuela no puede abastecerse de energía. Esto en nuestro país se agrava exponencialmente, a metros de lugares de extracción y refinamiento, los pueblos y barrios no tienen gas ni agua potable, pero sí la contaminación asociada a un lógica voraz de saqueo que invierte lo mínimo en seguridad y cuidados del medio ambiente.

El anuncio de la “expropiación” del 51% de las acciones no tiene ninguna perspectiva de modificar nada, desde las relaciones con las grandes multinacionales hasta un cambio serio en la matriz energética. Un indicio de esto es que ni bien echo el anuncio negociaba con Exxon y otras tantas. El no tocar las ganancias de las empresas implica buscar inversiones en nuevos capitalistas. Por mencionar un caso, Repsol conserva el 45,33% de Metrogas. Ni qué hablar de un bienestar para miles de trabajadores  y sus familias.

Esto sigue generando provincias con muchos recursos naturales, que sólo generan mucha más pobreza para el pueblo trabajador. La matriz de regalías sigue igual, la inversiones sólo van a mejorar la extracción, ni siquiera a una mejor distribución interna. Mientras tanto, las provincias reproducen las prácticas clientelares con una industria pobre basada en contratos basuras.

Expropiación bajo control obrero

Vemos como las fuerzas productivas en mano de capitalistas, nacionales o extranjeros, solo tienen el camino de devastar recursos, y dejan un tendal de pobreza, pueblos fantasmas, enfermedades, muertes, crisis tras crisis. Este gobierno “nacional y popular” no tiene ningún interés en modificar el patrón de acumulación capitalista, recurre a la estatización parcial, respondiendo más a una necesidad de la caja nacional que a los intereses soberanos que pregona, ya que dará continuidad  pero con distintos socios. No hará nada por solucionar la pobreza, porque el propio capitalismo la crea, no hará nada por la crisis habitacional, ni por la creación de genuinos puestos de trabajo que no pasen las ocho horas, porque el propio capitalismo vive del trabajo robado, y en el caso de esta industria, los sueldos son un parte insignificante de los costos.

El único interés público que tiene esta ley es el del público de los grandes capitalistas, que fugaron mega ganancias al exterior.

La única forma de lograr el autoabastecimiento y soberanía sobre los recursos naturales, es poniendo los recursos en manos de los propios trabajadores que realmente sabemos dónde se necesita el trabajo y producción. Expropiando por completo a los pulpos internacionales, y nacionalizando la banca bajo el control de los trabajadores y todo el pueblo trabajador, es la única forma que tenemos de poner las remesas petroleras donde se necesita, solucionar la crisis habitacional con planes de obras públicas bajo control de los trabajadores, un plan energético que no deje afuera a los sectores más humildes, y distribuir el trabajo en todas las manos disponibles.

La presidenta ya dijo que ellos  jamás hablaron de lucha de clases, y que quiere que las inversiones extrajeras se mantengan y profundicen. Y es lo que ha hecho en este sector como en ningún otro, luego de haber apoyando la privatización con Menen, todos sus gobernadores entregaron los yacimientos a empresa como Pan American Energy, siendo un instrumento más del capital extranjero, asegurando la mano de obra y cuidando el giro de las ganancias a sus casas matrices e incluso subsidiándolas.

Se da el lujo de amenazar a los trabajadores, que generamos la riqueza que ellos se llevan. Tenemos que dejar de pagar la crisis que el propio capitalismo crea.

Tenemos que ser los trabajadores quienes discutamos la organización del sistema productivo en base a las necesidades reales del pueblo trabajador.

Sólo los trabajadores podemos dar las soluciones de fondo, como lo demostró Zanon, no solo en la gestión obrera de una fábrica, sino construyendo un dirección política de clase. Que marque el rumbo de barrer al capitalismo y acabar con la explotación del hombre por el hombre.

Cuadro 1
Combustible utilizado en hogares para cocinar
En numero de hogares
Combustible o energetico Urbano Rural Total
Hogares 1.602.909 806.697 2.463.606
Leña 6,5 69,5 28,38
Guano, bosta o taquia 0,11 1,5 0,44
Gas licuado (garrafa) 83,49 28,87 64,41
Gas licuado (Por red) 5,28 0,27 3,53
Otros 0,03 0,02
Electricidad 1,05 0,68
No cocina 3,5 0,69 2,52
Cuadro 2
Precios de Gas 2010/11 2012
U$/BTU U$/BTU
Es lo que se le paga a Bolivia 6.3 a 7,2 12
Cuesta el buque regasificador 9 a 11 17
Cuesta en la produccion nacional 5.3 a 6.3 3 a 4
Es lo que le cuesta a chile comprar en Argentina 7 a 10
BTU unidad ternica britanica
Cuadro 3
Alguans inversiones de lationo America 2009-2010
En millones de US$
4.000 Estimada en dos años para el polo petroquímico de Bahía Blanca
270 Para extracción principalmente de gas
4.000 Puso bridas según Belguroni
1.000 Invertido para el nuevo gasoducto a Bolivia
1.200 Apache para nuevo pozo
800 Lleva puesto el estado Destinado a Biocombustibles principalmente etanol
500 Piensa poner el estado
10.600 Planea invertir  Colombia, es el 5% del PBI (Clarín 12/04/10)
20 Para el gasoducto cordillerano
40 Planea poner Ecuador para la extracción de pozos de inyección de agua (El comercio Ecuador)
16.323 Planea poner PDVS, quiere extraer 50.000 b/d para el 2012
55 YPF en Llancanelo con riesgo ambiental autorizado por el estado (Los Andes Mendoza)
38.808 Total
Mil millones de US$
174,4 Brasil  plan 2008-2012
1.271 Perú plan 2008-2012
900 Bolivia para 30 pozos nuevos a
225 Venezuela Plan 2009-20013
Cuadro 4
Control oligopólico
Refinación de crudo Nafta GO FO
% % % %
58 YPF 60,4 61.4 52,2
14 SHELL 19,5
13 ESSO 14,3
11 PETROBRAS 6,5
3 REFINOR 3
Cuadro 5
Producciion de Bidiésel (Ambito financiero)
millones de Tn
1,9 Se produce actualmente
1,6 Se exportaria por un valor de U$ 1.376 millones a U$860 la TN
2,6 se puede producir con las instalacions actuales
20%es la retencion con un “,5 de dovolucion
Productores de Bidésel (Fuente BAE)
Produc Tn Empresas
420 Vicentn en asociaciion con Renova
400 Molinos rio de la Plata
300 Dreyfus
780 Repartido en 15 empresas

Tags: , , , ,

Category: Artículos, Economía, Movimiento obrero, Política, Sin categoría

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.