Después del paro

| 21 noviembre, 2012 | Comentarios (2)

Ayer se terminó la fugaz (y por demás dudosa) “hegemonía de las cacerolas”. Una parte significativa y poderosa de la clase obrera ocupó la escena política con sus propios métodos de huelga y piquete.

La contundencia del paro, a pesar de que las conducciones de Moyano y Micheli fueron a menos, fue comparable a la de los paros generales de la CGT “disidente” que tuvieron lugar durante el año 2000 (dicho sea de paso, la burocracia sindical en todas sus variantes se cuidó muy bien de alentar cualquier acción similar durante los gobiernos kirchneristas, hasta ayer), pero con una clase obrera, que aunque fragmentada y precarizada, tiene un peso social mayor producto de su recomposición en los últimos años.

Pero también se terminó el discurso falaz del oficialismo de que los únicos descontentos son los que pierden privilegios. Está claro que los trabajadores tienen motivos para parar contra el gobierno y que los motivos son por lo menos tan contundentes como la acción de ayer. La desesperación del gobierno por instalar que lo de ayer no fue una huelga ni un piquete (es decir que no fue una protesta social legítima) no hace más que demostrar el deterioro de la relación entre un gobierno cada vez más antiobrero y la clase trabajadora. En este contexto, el anuncio de no aplicar el impuesto a las ganancias a la segunda cuota del aguinaldo, solamente sirvió para que Caló no aparezca como un alcahuete absolutamente inútil. Y dejémonos de joder… el salario, aunque sea “alto” no es ganancia.

Lo de ayer fue un paso más, muy importante en la creciente dinámica de ruptura entre los trabajadores y el kirchnerismo, que a su vez es una parte de la relación entre clase obrera y peronismo. Desde el punto de vista inmediato (es decir de acá al 2015) es probable que el gobierno establezca una dinámica en la que busque retroceder lo menos posible de su política antiobrera y antisindical, pero en caso de tener que ceder a la protesta obrera, lo haga presentándolo como una conquista de la CGT Balcarce. En cualquier caso, el gobierno será más débil (y no empiecen por favor con los gritos contra las conspiraciones destituyentes) en lo que a la relación de fuerzas sociales se refiere, aunque no necesariamente el descontento obrero pueda ser capitalizado por la oposición burguesa (con la excepción parcial de Scioli, aunque si se profundizan las acciones obreras contra el gobierno, es más difícil para aquel ser parte de una sucesión negociada con el cristinismo), que es igual de antiobrera que CFK.

Para la izquierda nucleada en el FIT, el paro fue un desafío en cuanto a la capacidad de intervención propia, que en lo que respecta al PTS, creo que tuvo una respuesta a la altura de las circunstancias, con el paro de la línea B del subte, los cortes como los de Panamericana, Callao, etc. En Neuquén, junto con el corte en la Ruta 7 para reclamar por la reincorporación de la obrera textil Norma Brizuela, una fuerte columna de Nuestra Lucha jugó un papel destacado en la movilización convocada por la CTA. En este punto, tampoco se trata de una vuelta en frío a los paros del año 2000: hoy el peso de la izquierda clasista es cualitativamente diferente. Y como se vio acá, no hay un abismo entre la “cuestión sindical” y la “cuestión política”.

Category: Artículos, Frente de Izquierda, Movimiento obrero, Política

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. rodrigo dice:

    estoy en desacuerdo que el partido se halla prestado ha hacer un paro apoyando a las burocracias sindicales moyano barrionuevo venegas personajes nefastos y ni hablar de las patronales del campo siempre estuve de acuerdo que habia que limar asperesas pero con gente que estaba del mismo lado pero con diferentes metodos no caer aliados con la derecha como si de llegar al poder atenderian nuestros reclamos la verdad no lo entiendo podria haber sido cualquier dia el paro pero nunca junto al enemigo parecen las OVEJAS PROTESTANDO POR LOS DERECHOS DEL LOBO espero retomen el rumbo original seremos minorias con convicciones y no la mayoria que aplaude el patron…

  2. Juan Dal Maso dice:

    Buenas, no se ofenda, pero por una cuestión de comodidad y dado que los propios argumentos del post no le resultan convincentes, le copio un link con una entrevista a Raúl Godoy, obrero de Zanon y dirigente del PTS, en la cual debate con unos periodistas sobre lo mismo que dice ud, pero respecto del paro de moyano de mitad de año.

    http://www.goear.com/listen/9d616e6/raul-godoy-en-la-palangana-radio-unc-calf

    Slds.

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.