Caso Sobrero: cómo funciona la fragua cristinista de mentiras

| 1 octubre, 2011 | Comentarios (2)

Caso Sobrero: cómo funciona la fragua cristinista de mentiras

Esta mañana el oficialista Página/12 publicaba en sus sitio web: “Por orden del juez Juan Manuel Yalj, el delegado de la seccional Haedo, Rubén ‘Pollo’ Sobrero, junto con otros miembros del gremio fueron arrestados, acusadas de ser responsables del incendio de vagones de TBA ocurrido en las estaciones de Haedo, Ramos Mejía y Ciudadela, en mayo de este año. La carátula de la causa es ‘estrago doloso’ y ‘asociación ilícita’ y el magistrado les tomará declaración indagatoria la próxima semana.” Un poco después salía en el mismo diario el Jefe de Gabinete Aníbal Fernandez diciendo: “Para que un juez dicte el auto de prisión preventiva, es porque tiene la semiplena prueba. Su estudio, su trabajo e investigación lo han llevado a un punto que los elementos son tan contundentes para suponer que la semiplena es concreta (…) existió algo preparado, porque nadie viaja con bidones de nafta para quemar vagones”.

Esta información y estas declaraciones fueron reproducidas durante todo el día por todos los medios de prensa, oficialistas y “opositores”.  Son las coordenadas elementales del maquiavélico montaje policiaco hecho por el gobierno de Cristina Kirchner contra el “Pollo Sobrero”, la oposición ferroviaria del Sarmiento, el conjunto del sindicalismo de base y la izquierda militante, o sea el FIT. Así lo denunciaron los propios trabajadores y el Cuerpo de Delegados del Sarmiento y en distintos  comunicados del PTS, el FIT, la Bordó del Roca y organizaciones obreras como la CI de PepsiCo, delegados LAN, docentes, gráficos, etc.

Los hechos de mayo

Los compañeros ferroviarios fueron detenidos por los hechos del lunes 2 de mayo, en que un descarrilamiento en Flores generó demoras del servicio de tren y fueron incendiados 11 vagones del Sarmiento en Haedo, Ramos, Ciudadela y Liniers y hubos algunos saqueos a boleterías y destrozos.

Sin ninguna prueba, el Gobierno nacional y la empresa TBA denunciaron en ese momento que se trataba de “un acto de sabotaje” y responsabilizaron a los trabajadores. Por los hechos, Aníbal Fernandez acusó hasta al mismísimo Pino Solanas (cosa rara, ya que el cineasta se caracteriza justamente por no acercarse ni a 100 km de un conflicto, aunque hay que decir que en este caso se solidarizó con los compañeros detenidos).

“La gente no comete espontáneamente esta locura. Esto es una situación absolutamente premeditada y con algún grado de organización”, dijo el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, mientras Clarín decía que “otras fuentes” consultadas indicaban que “a la indignación diaria de los usuarios se les suele sumar agrupaciones políticas y piqueteras de izquierda propensas a generar incidentes. Y que la situación gremial en la Unión Ferroviaria –con su jefe político José Pedraza preso– también suma tensión.”
Pero ese día los hechos fueron otros… fueron la reacción espontánea de miles de usuarios hastiados de viajar como ganado y de padecer demoras insufribles del servicio. Tan sacada estaba la gente que en Ramos Mejía ese día los maquinistas y guardas se tuvieron que rajar por los insultos y agresiones de los pasajeros. Es más, hasta la burocracia peronista de La Fraternidad dio otra versión de los hechos. Su secretario de Prensa, Horacio Caminos, dijo que “Schiavi habla ahora de atentados, pero hace dos semanas denunciamos que la empresa TBA no hace el mantenimiento y que la infraestructura del Sarmiento se encuentra en un estado deplorable, con vías que no están correctamente sujetadas”.

El contexto actual

CFK viene de cosechar más del 50% de los votos en las primarias del 14 de agosto y su seguro triunfo en octubre ya llevó a una mayor unidad burguesa en torno al gobierno. Esto de por sí hacía probable que se generalizaran nuevos ataques a la vanguardia obrera y popular (juicios de desafuero y persecución de activistas y delegados, ataques a la población pobre como en Jujuy y el Indoamericano, encarcelamiento de dirigentes como a los petroleros de Santa Cruz), siguiendo el mismo modus operando que luego del triunfo de CFK en el 2007 vinieron los ataques en Mafissa, el Casino y otros sectores.

El discurso de Cristina atacando a los trabajadores del Subte hace tan sólo dos semanas, ya era una clara muestra de la intención del gobierno de crear un clima reaccionario para preparar nuevos ataques. Hoy la detención de los compañeros del Sarmiento es una prueba irrefutable de este programa antiobrero, enarbolado en común por las patronales, distintos estamentos de la Justicia y los gobiernos tanto kirchneristas como de la “oposición” (como Macri  atacando a los trabajadores del Teatro Colón), con la complicidad de la burocracia sindical que sigue actuando de policía del movimiento obrero.

El ataque a los ferroviarios del Sarmiento sucede cuando faltan 20 días para que se cumpla el primer aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra, una mancha imborrable para el gobierno y su alianza con la burocracia sindical (el día de ayer Boudou fue el orador estrella en el acto de asunción del burócrata Pignanelli del Smata en el Luna Park) y en el mismo momento en que se ventila en toda la prensa que 3 camaristas son investigados por haber recibido coimas para lograr la excarcelación de Pedraza.

La detención, el juez y el montaje policíaco

1) El “Pollo” Sobrero fue detenido sin previo aviso a las 7 de la mañana en un insólito  operativo de la Federal. Edgardo Reynoso, dirigente ferroviario, compañero de Sobrero y candidato a Senador por el FIT en la Provincia de Buenos Aires, denunció en La Nación que “Acompañados por la esposa y la madre de Leonardo Porto Real, responsable de prensa del gremio, también detenido esta mañana, el sindicalista cuestionó la forma en que fueron abordados ambas personas. ‘Sobrero fue secuestrado de la puerta de su casa como en los peores tiempos de la represión. Lo cargaron a un auto con rumbo desconocido y lo mismo hicieron con Porto Real’”. “Casualmente” los compañeros son detenidos un viernes, para evitar la inmediata movilización al día siguiente y dejarlos presos durante tres días (si es que los llegan a liberar el lunes, dejándoles una causa, cosa que aun no sabemos).

2) Aunque la causa es por el incendio del 2 de mayo, en ella involucran al compañero Leonardo Portorreal, que hace 5 años dejó el FFCC y hoy es docente. Su madre y su compañera hablaron en la Conferencia de Prensa realizada ayer desmontando la absurda  acusación. Supuestamente, uno de los detenidos en los días posteriores a los hechos de mayo “confesó” la semana pasada y acusó a Portorreal  de “pagarle $400 para ir a quemar los trenes”.

3) A los compañeros los detuvieron por orden del juez subrogante Mariano Amaduri, a cargo del juzgado por licencia médica del juez Yalj. Pero Yalj no estaba tan mal, porque desde la mañana salió por todos los canales de televisión hablando de la causa. Pero, ¿quién es este Juez de nombre impronunciable? Es Juez Subrogante del Juzgado en lo Criminal y Correccional de San Martín N°2, con 10 años de actividad en la Justicia como Secretario de Primera Instancia en la Prov. de Buenos Aires desde el año 1973 hasta el ´83, o sea, en plena dictadura.

4) A las dos horas de las detenciones y pese a que regía el “secreto sumario” (que priva hasta al imputado y su defensa de conocer de qué se lo acusa, con qué cargos y mediante qué pruebas), los medios ya disponían de información sobre la supuesta caratula (“asociación ilícita” y “estrago doloso” y como dijimos antes, el mismísimo Aníbal Fernández salió a decir por todos los medios que había una “semi-plena prueba” de que Sobrero es culpable del incendio de los vagones en mayo 2011.

5) Dicho sea de paso, la carátula de “asociación ilícita”, es decir, “un grupo de individuos constituido con el objetivo de cometer un acto contrario a la ley, ya sea un ilícito civil o un delito sancionado por la ley penal” (en Argentina, más de tres personas) es una provocación inaudita. El gobierno ni siquiera utilizó esta carátula para “la propia burocracia de Pedraza, que mantuvo el trabajo en negro en el Roca, persiguió a la oposición, emboscó a una marcha, asesinó a Mariano Ferreyra, intentó coimear a jueces para mantenerse libres y conspiró telefónicamente con Tomada. Tampoco para referirse a burócratas que adulteran medicamentos oncológicos”, como dice acá Octavio de La Troska.

6) Al mismo tiempo, los medios anunciaron supuestas pruebas por escuchas telefónicas: amén del “secreto sumario”, si esas escuchas existiesen y fueran del día de los incendios, esto significa que Sobrero ya tenía el teléfono intervenido: es decir, espionaje a los que se salen por fuera de la burocracia sindical.

7) Para terminar la amalgama que nada tiene que envidiarle a las más rancias tradiciones estalinistas, el operativo de canales oficiales como CN23 siguió con el intento de ligar increíblemente al Pollo Sobrero con Pedraza, en una nueva reedición de la vieja y reaccionaria “teoría de los dos demonios”. Como dice el juez Yalj a Página/12, “es una investigación que nos llevó mucho tiempo atar todos los cabos”… Como se ve, el caso Candela es un poroto al lado de este montaje… Pero ojo que esto recién empieza… (todavía no vimos los artículos picantes que ya debe estar preparando Verbitsky Investigaciones SA para los próximos días).

8 ) Que otra cosa que una verdadera máquina de fraguar mentiras podía salir de un gobierno que junta a admiradores de los nazis como Soria –el nuevo mejor amigo de CFK–, duhaldistas de la hora de la masacre de Puente Pueyrredón como Aníbal Fernandez, ex militantes de la UPAU como Boudou, asesinos de indígenas como Insfrán, y un largo etcétera…, sin olvidar a los empresarios golpistas como Blaquier, otro intimo amigo de la presidenta. Los kirchneristas –o cristinistas, que hoy por hoy es lo mismo- buscan envenenar a los trabajadores y el pueblo con mentiras, amalgamas y montajes contra la vanguardia obrera y la izquierda militante, para cubrir así su persecución sistemática con métodos policiales a la vanguardia obrera y de izquierda. El que no quiera ver esto es ciego o directamente un cínico.

Tocan a uno, tocan a todos

El ataque tuvo una inmediata respuesta entre los ferroviarios que con su cuerpo de delegados decretaron el paro total, que terminó hace poco más de una hora y contó con la solidaridad del conjunto de la izquierda y el sindicalismo de base (en la concentración y Conferencia de Prensa que se hizo en Castelar estuvieron presentes entre otros trabajadoras y trabajadores del Astillero Río Santiago, de Zanon, Donneley, Kraft, PepsiCo, Alicorp, delegados metalmecánicos, ferroviarios del Roca, delegados del subte, del Hospital Garrahan, estatales del Indec y otras dependencias, sindicato de la AFIP La Plata, docentes de Ademys, metalúrgicos de Emfer, de Pilkington, del Hospital Posadas, telefónicos, etc.).

Nuestro compañero José Montes del PTS y candidato a gobernador del Frente de Izquierda en la provincia de Buenos Aires declaró esta mañana en un Comunicado: “Responsabilizamos al gobierno nacional de haber armado este un montaje, una operación inventada para detener al dirigente de los trabajadores ferroviarios de la Línea Gral Sarmiento, ‘Pollo’ Sobrero y a otros compañeros de la oposición a Pedraza” (…) “Apoyamos el paro ferroviario en respuesta a esta provocación del gobierno y la empresa, y reclamamos con ellos la libertad inmediata y el desprocesamiento de los compañeros. Este es un nuevo ataque del gobierno de Cristina a los que luchan, como hizo con los delegados del Subte, con los procesamientos iniciados a delegados de base de Kraft o Fate, y miles de encausados por participar de huelgas y piquetes en el país. En este caso se monta una operación para favorecer a los empresarios privatizadores, culpables del pésimo servicio y las tragedias ferroviarias, a la secretaria del Transporte del gobierno que les cuida el negocio y a la burocracia sindical del asesino Pedraza”.

El lunes a partir de las 17 hs., se realizará una marcha del Congreso a Plaza de Mayo exigiendo la inmediata e irrestricta libertad al Pollo Sobrero, convocada por el Cuerpo de Delegados de la UF Haedo. Es una cita de honor.

(Post publicado en el blog El Diablo se llama Trotsky: http://eldiablosellama.wordpress.com/2011/10/01/caso-sobrero-como-funciona-la-fragua-cristinista-de-mentiras/)

Tags: , ,

Category: Artículos, Frente de Izquierda, Movimiento obrero, Política

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Jorge oscar venturino dice:

    Adhiero junto a las miles de firmas solicitando la libertad del compañero Sobrero.

  2. Zapiola dice:

    Fue el ultrakirchnerista Carlos Kunkel quien defendió el ascenso de Yajl como Juez de las impugnaciones en Consejo de la Magistratura.

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.